China gasta más en armamento

Pekín refuerza a su Ejército en plena guerra comercial y tras el fracaso de la cumbre nuclear EU-Norcorea


En medio del conflicto comercial con Estados Unidos y del fracaso de la cumbre nuclear EU-Norcorea, China aumentó 7.5 por ciento su presupuesto militar.

El gigante asiático es el segundo que más presupuesto destina a las acciones del Ejército, con unos 168 mil millones de dólares, cerca del 1.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), y es superado únicamente por Estados Unidos.

Esta cifra se incrementó a 177 mil millones de dólares.


Además, Pekín anunció que busca una meta de crecimiento anual de entre 6 y 6.5 por ciento.

Estas decisiones son parte de una serie de medidas enfocadas a impulsar el crecimiento económico, que incluyen disminuciones de impuestos y más apoyo para los empresarios que generen nuevos empleos en el país.

Además, compañías e inversionistas también esperan los detalles de los pasos que dará Pekín para cumplir su promesa de frenar el monopolio de la industria estatal.

Está previsto que los legisladores del Congreso local discutan una norma que busca relajar las tensiones con Washington y Europa al disuadir a las autoridades de presionar a compañías extranjeras para que entreguen su tecnología.

Li Keqiang, primer ministro, se comprometió a promover las negociaciones comerciales entre su país y la Unión Americana.


En este escenario, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, afirmó que ambas naciones estaban cerca de llegar a un acuerdo para poner fin a una guerra comercial.

En una serie de entrevistas con medios locales, Pompeo afirmó que espera que se llegue a un acuerdo para que el comercio entre las dos economías más grandes del mundo sea más justo y que se eliminen los aranceles de represalia de China a productos agrícolas.

"Estamos tratando de corregirlo, de arreglarlo, de hacerlo justo y recíproco. Creo que estamos a punto y espero que todos esos aranceles y barreras desaparezcan", dijo el representante de la Unión Americana.

En este sentido, Iris Pang, analista de ING para China, aseguró que las medidas que anunció Pekín ayer revelan un entorno complejo para el gigante asiático.

"El gobierno chino es cauto sobre el desarrollo de la guerra comercial y las empresas probablemente también son cuidadosas respecto de realizar grandes inversiones hasta que esté claro que los riesgos relacionados con la guerra comercial han finalizado", detalló la especialista financiera.

Tomado de AP

Comentarios

Comentar nota