Estudiantes internacionales entran en crisis en EU

Expresan su pánico a los líderes de algunas de las principales universidades del país debido a que las fechas de inicio de sus prácticas han pasado sin respuesta del gobierno federal


Las solicitudes de visa de cientos de estudiantes internacionales que desean trabajar en Estados Unidos este verano languidecen en el Servicio de Ciudadanía e Inmigración, donde los tiempos de procesamiento son cada vez mayores y han dejado a los estudiantes varados y a los administradores universitarios lidiando con las consecuencias.

Los estudiantes han escrito peticiones y cartas donde expresan su pánico a los líderes de algunas de las principales universidades del país debido a que las fechas de inicio de sus prácticas han pasado sin respuesta del gobierno federal.

Los recién graduados de la Escuela de Posgrado en Periodismo de la Universidad de Columbia están postergando las fechas de sus prácticas y dependen de sus padres para los gastos del día a día. A los estudiantes de Princeton les rescindieron ofertas de empleo, y se han visto obligados a regresar a casa durante el verano. En Dartmouth College, los estudiantes denunciaron haber incurrido en vano en gastos de alojamiento y vuelos para vivir y trabajar en otros estados. En Yale, los estudiantes batallaron para inscribirse en un curso recién creado que permitiría a la universidad aprobar su empleo de verano.

"Todas las mañanas me levanto con ansiedad, preguntándome qué voy a hacer cuando se supone que debo estar trabajando", afirmó Yaling Jiang, de 26 años, estudiante de China y recién graduada de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, quien se suponía comenzaría sus prácticas el 10 de junio en una publicación de comercio que dirige The Financial Times.

Tal retraso, indican los estudiantes universitarios, refleja los mayores obstáculos que deben enfrentar los estudiantes internacionales que trabajan y estudian en Estados Unidos durante el gobierno del presidente Donald Trump. El año pasado, el gobierno buscó aplicar medidas severas en contra de los estudiantes que se quedaron después de que sus visas venciieron, una política que se encuentra sujeta a una orden judicial. Además, a medida que las tensiones comerciales escalan con Washington, este mes, Pekín advirtió a los estudiantes chinos sobre restricciones en el visado y retrasos en Estados Unidos.

Jiang forma parte de los estudiantes que esperan una autorización laboral conforme a un programa llamado Capacitación Práctica Opcional, que permite a los estudiantes internacionales que asisten a la escuela legalmente trabajar hasta por un año en un ramo relacionado con sus estudios. Pueden solicitar la autorización solo noventa días antes de que tengan programado iniciar un trabajo o graduarse. En años anteriores, eso no había sido problema: la espera máxima era de noventa días, aunque líderes universitarios dijeron que era extraño que excediera los sesenta días.

Este año, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración proyecta un retraso de hasta cinco meses, resultado, según un funcionario de esta agencia, de un "aumento repentino en las solicitudes de autorización de empleo" que ha provocado que haya un "pequeño retraso".

La agencia mencionó en una declaración que había "implementado un plan para abordar esto y regresar al procesamiento regular pronto".

El presidente de Princeton, Christopher L. Eisgruber, encabezó a un grupo de líderes universitarios de Nueva Jersey que envió una carta a los legisladores estatales el mes pasado, en la que se mencionaba que el retraso del Servicio de Ciudadanía e Inmigración era uno de los varios ejemplos de un "aumento alarmante en el número ?y extensión? de obstáculos para nuestros estudiantes, académicos y personal internacional". La carta mencionaba estudios que descubrieron que el número de estudiantes extranjeros inscritos en instituciones estadunidenses había disminuido, y que, en los últimos dos años fiscales, los tiempos de procesamiento para las visas extranjeras habían aumentado un 46 por ciento.

"Algunas de nuestras escuelas han experimentado disminuciones en la inscripción de estudiantes extranjeros y todas nuestras escuelas se han topado con un sistema migratorio con atasco en sus registros que está teniendo un impacto en nuestra capacidad de reclutar, conservar y traer a nuestros recintos talento extranjero", escribieron los presidentes.

El trabajo pendiente ha hecho que sea casi imposible para los estudiantes que presentaron su solicitud en febrero o marzo ?la fecha más temprana en la que podían hacerlo? comenzar sus trabajos de verano a tiempo, si logran hacerlo.

"Cuando comienzas tus prácticas, quieres tener la oportunidad de empezar de la mejor manera posible", mencionó Jeevika Verma, de 23 años, una recién graduada de Columbia proveniente de India quien envió su solicitud el 4 de marzo, pero todavía sigue esperando la autorización para comenzar sus prácticas en WNYC. "Uno quiere empezar antes y quedarse más tiempo, pero ni siquiera puede comenzar".

Un vocero de Columbia, Scott N. Schell, dijo que la universidad se centraba en mantener el acceso a los programas de capacitación práctica, y se aseguraba de que los estudiantes estuvieran "bien informados sobre cómo navegar este paisaje cada vez más complejo".

Los directivos de la universidad y los estudiantes en varias universidades dijeron que el retraso en la aprobación de solicitudes ha llevado a algunos estudiantes a la crisis.

En Princeton, alrededor de dos decenas de estudiantes internacionales escribieron una carta dirigida al presidente de la universidad y al director de su centro internacional, solicitando a la escuela ayudar a los estudiantes en apuros económicos.

Ben Chang, vocero de Princeton, dijo que la universidad estaba "muy preocupada por los obstáculos y los retrasos que los estudiantes internacionales siguen enfrentando y que estaba consciente del impacto y apuros financieros muy reales y tangibles que esta situación está causándoles".

"Nos hemos centrado en encontrar soluciones teniendo en cuenta las necesidades a corto plazo de los estudiantes mientras se consideran las implicaciones a largo plazo para nuestros programas, y se trabaja en Washington con nuestros socios para resolver la situación", afirmó.

En Columbia, donde los estudiantes están esperando comenzar sus prácticas en organizaciones de noticias importantes, el retraso es particularmente terrible.

Como practicante en The Seattle Globalist, Verma escribió uno de sus primeros artículos sobre las barreras ?incluyendo el proceso de solicitud a la Capacitación Práctica Opcional? que los estudiantes internacionales enfrentan para navegar el mercado laboral. Ella quiere informar sobre la difícil situación que ella y sus compañeros de clase están enfrentando. Pero sin su visa, eso sería ilegal.

"En cambio, paso todos los días reiniciando sin cesar la página del estado de mi caso para ver si cambió algo", afirmó Verma. "Sigo esperando".

Por Erica L Green / NYT

Comentarios

Comentar nota