Palomean propuesta de IVA cero a productos menstruales, piden vigilar precios

Activistas ven positiva la propuesta de Hacienda de eliminar el IVA a los productos de gestión menstrual, pero piden vigilancia en precios; la CNDH exige garantizar menstruación digna en penales

La posibilidad de que el próximo año se elimine el IVA a productos de gestión menstrual ?como propone la Secretaría de Hacienda en el Paquete Económico 2022? abre la puerta para que alrededor de 63 millones de mexicanas que menstrúan cada mes no paguen por "artículos de lujo", que en realidad son de primera necesidad.

Para Paulina Castaño, investigadora del programa Justicia Fiscal de la organización Fundar y coordinadora del eje del IVA en el colectivo #MenstruaciónDignaMéxico, el que la tasa cero se contemple en el Paquete Económico 2020 es un muy buen primer paso.

En entrevista con Expansión Política, señala que la propuesta de la tasa 0% en toallas sanitarias, tampones y copas menstruales no busca beneficiar a las empresas, sino tener un impacto directo para las consumidoras, sobre todo aquellas que se encuentran en situación de vulnerabilidad y precariedad económica.

"Hay muy buenas posibilidades de que se logre la tasa 0% porque ahora la propuesta viene reforzada por Hacienda y es poco probable que la Cámara vaya a votarlo en contra. Tenemos la esperanza de que va a pasar y que tendrá un impacto positivo", expresa.

Por ello, la especialista señala que también se busca la intervención de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) para que las empresas no eleven los costos a partir de la eliminación del IVA.

Castano explica que en Colombia y otros países, lo que hicieron las empresas fue eliminar el IVA, pero subieron el precio del producto, por lo que en México se busca que esto no suceda.

"La propuesta de la tasa cero a productos de gestión menstrual es algo muy positivo, es un primer paso para que todas las mujeres y personas menstruantes accedan a productos de primera necesidad". Paulina Castaño, investigadora del programa Justicia Fiscal de la organización Fundar.
A principios de año, la Cofece inició un procedimiento en contra de agentes económicos por su posible responsabilidad de colusión en el mercado para manipular los precios de productos de protección sanitaria femenina, para la incontinencia y pañales

Hasta este momento, solo Michoacán, Oaxaca y Aguascalientes han aprobado la llamada "Ley de Menstruación Digna", que consiste en garantizar el acceso gratuito de toallas, tampones y copas en escuelas de nivel básico, así como en centros de salud.

A nivel federal, la Cámara de Diputados aprobó en abril, reformas a la Ley General de Educación con el fin de promover, en coordinación con las autoridades sanitarias, la salud y gestión menstrual mediante diversas acciones como facilitar en escuelas públicas de educación básica y media superior del país el acceso gratuito a productos de gestión menstrual. La minuta, se encuentra en el Senado en espera de aprobación.

En la actual Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA), los productos de gestión menstrual ?que responden a una condición biológica? aparecen como artículos de lujo sujetos a un gravamen del 16%.

Por ello, desde hace un año, el colectivo #MenstruaciónDignaMéxico busca evidenciar las violaciones a los derechos humanos de las mujeres y personas menstruantes, por pagar a este impuesto por artículos que son de primera necesidad.

Buscamos que el acceso a productos de primera necesidad sea sin tantas dificultades para todas. Son muy caros, y si a esto le sumas el 16% se vuelven todavía más costosos. Paulina Castaño, Fundar
Castaño menciona que la eliminación del IVA a los productos de gestión menstrual no incluye al llamado "impuesto rosa", con el que las empresas aumentan sin fiscalización hasta 17% el costo de productos como rastrillos o desodorantes si son dirigidos para mujeres.

El siguiente paso, dice, es tener una política tributaria con perspectiva de género. Es decir, la eliminación del IVA abriría las puertas para impulsar políticas públicas con perspectiva de género.

Sin beneficios a las mujeres en prisión
Para Betty Maldonado, de la organización Mujeres Unidas por la Libertad, conidera que la eliminación del IVA a productos de gestión menstrual no beneficiará a las mujeres privadas de la libertad, porque de entrada, ni ellas ni sus familiares tienen las posibilidades de comprarlos.

Maldonado, quien salió de prisión hace cinco años, narra que durante su estancia en el penal de Santa Martha Acatitla, en la Ciudad de México, las internas debían improvisar toallas sanitarias con calcetines y playeras, incluso sacar la esponja de su colchón para hacer frente a su periodo menstrual.

La activista indica que hasta el 60% de las mujeres privadas de la libertad no reciben visitas de familiares que les puedan llevar productor de higiene menstrual, y cuando acuden con las autoridades penitenciarias la respuesta es la misma: no hay toallas ni jabón. Y las toallas de tela o copas menstruales tampoco son opción para ellas.

"El agua es terrible, ni siquiera es potable, es agua tratada, y las mujeres que no tienen visitas y no pueden pagar un litro de agua en la tienda tendrían que usar esa agua amarillenta y con bichos para las toallas lavables o las copas de plástico", expresa Maldonado, por ello señala la necesidad de que haya una partida presupuestal para garantizar en las prisiones el acceso a productos de gestión menstrual.

Situaciones como la que describe Maldonado, llevaron a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a emitir una recomendación los gobernadores de todo el país, así como a la Comisión de Prevención y Readaptación Social y a la Secretaría de la Defensa Nacional, para que todas las prisiones, civiles y militares, se garantice a las mujeres el acceso a los productos de gestión menstrual y que se destine un presupuesto específico para dotar de forma gratuita de toallas, tampones y copas.

"En los centros penitenciarios del país que albergan mujeres, de manera generalizada hay restricción y dificultad para el acceso a las toallas femeninas, y en la mayoría no se garantiza el acceso y el abasto suficiente, aunado a que las autoridades penitenciarias de diferentes estados reconocen que no existe una partida presupuestal para adquirir los enseres menstruales, por lo que para la mayoría se distribuye lo que se recibe en donaciones y/o son los familiares quienes tienen que obtenerlas", señala la CNDH en su recomendación.

Maldonado narra que su organización junto con otras fundaciones, lograron llevar a Santa Martha una dotación de 8,000 toallas femeninas y 26,000 rollos de papel durante la pandemia.

Con la recomendación que emite la CNDH, el colectivo ve una "lucecita" para que los gobiernos y las autoridades penitenciarias se hagan cargo de la gestión menstrual digna para las mujeres privadas de la libertad, pues las condiciones insalubres en las que viven su periodo llega a causarles infecciones, y con el tiempo, cáncer cervicouterino.

Sin embargo, señala que las autoridades penitenciarias pretenden ignorar que son las responsables de proporcionar los insumos de primera necesidad, como toallas sanitarias, jabones, papel higiénico, medicamentos y agua potable.

"Si no ven que una toalla femenina es importante y de primera necesidad, menos van a ver todas las violaciones a derechos humanos que hay dentro del sistema penitenciario. Betty Maldonado, Mujeres Unidas por la Libertad

Por Melissa Galván | Expansión

Comentarios