Damnificados siguen a la deriva desde sismo de 2017

Damnificados de la Ciudad de México por el sismo del 19 de septiembre de 2017 aún no saben qué sucederá con su patrimonio: a cuatro años sus viviendas continúan expuestas a nuevos temblores como el del pasado 7 de septiembre

A cuatro años del sismo del 19 de septiembre de 2017, aún existen damnificados que están a la deriva y no hay fecha para que su patrimonio sea rehabilitado.

Tal es el caso de la Unidad La Concordia, alcaldía Iztapalapa, en la que la mayor parte de sus edificios quedaron dañados por el movimiento telúrico.

Sin embargo, tanto la pandemia como el cambio de titular en la Comisión para la Reconstrucción han impedido que sus hogares sean reparados.

La Unidad La Concordia, de acuerdo con el Portal de Reconstrucción de la capital, es uno de los más de 20 mil inmuebles que están en proceso de rehabilitación o reedificación tras el sismo de 2017.

A la fecha, según el portal, se han concluido obras en 5 mil 422 inmuebles dañados, que son el 21 por ciento de los 25 mil 581 edificios censados por la comisión.

VIVIR CON MIEDO
El sismo del 7 de septiembre de 2021, de 7.1 grados de intensidad y con epicentro en Guerrero, provocó el miedo de los habitantes de la Unidad La Concordia, relata Silvia Reyes Martínez, vecina del bloque N del conjunto habitacional.

Reyes Martínez cuenta que sintieron miedo porque en cuatro de los 72 edificios de la unidad, que deben ser reconstruidos, las obras no han iniciado y pensaron que podían colapsar tras el temblor.

"No sabemos cómo quedaron los edificios después de este sismo porque no se han hecho más estudios, pero desde el sismo del 2017 ya estaban mal", declara.

En total, en La Concordia son más de 40 edificios los que necesitan una intervención para dejar de ser un riesgo para sus habitantes.

"Ya son más de cuatro años y no tenemos ninguna seguridad, al contrario, tenemos miedo de que queden más dañados y se puedan caer", refiere la mujer.

La vecina menciona que el retraso se debe a que hasta 2019, dos años después del sismo, con la nueva administración del Gobierno de la ciudad, empezaron a elaborarse proyectos ejecutivos y se hicieron reuniones de trabajo con los damnificados.

No obstante, en 2020, los trabajos se detuvieron por la pandemia de COVID-19, lo que rezagó más la reconstrucción de La Concordia.

Es importante mencionar que durante el lapso de marzo a agosto de 2020, para evitar contagios de COVID-19, tanto las obras públicas como privadas se detuvieron.

"Mantuvimos el contacto con el excomisionado, César Cravioto, quien nos dijo que una vez que bajaran los contagios se iban a poder empezar las obras", dice.

CAMBIOS SIN AVISO
Además del rezago, Reyes Martínez relata que con el cambio de titularidad en la Comisión para la Reconstrucción también hubo cambios de proyectos sin justificación que agravan la problemática.

La vecina relata que en el caso de los edificios donde vive, el bloque N, necesitan un reforzamiento estructural y se había acordado con Cravioto que los trabajos iban a ser integrales: rehabilitación de estructura, acabados e interiores.

Sin embargo, en julio de 2021, Martí Batres dejó de ser senador para convertirse en el Secretario de Gobierno de la Ciudad de México y, a su vez, Cravioto se fue de la comisión para suplir al actual funcionario público en la Cámara Alta del Congreso de la Unión.

Entonces, detalla Reyes Martínez, la nueva comisionada Jabnely Maldonado Maza cambió el proyecto de su bloque.

"Con Cravioto la rehabilitación era integral, pero con Jabnely son solo exteriores, ya no reforzamiento", cuenta.

Reporte Índigo revisó el proyecto de reforzamiento para la Unidad La Concordia entregado a vecinos por la comisión al mando del ahora senador, ahí se indica que el bloque N iba a ser sometido a nivelación, reforzamiento de superestructura, remodelación de los acabados interiores y exteriores así como seguimiento topográfico.

Mientras que el proyecto modificado y dado a conocer por la nueva comisionada a los damnificados de La Concordia en este mes de septiembre señala que solo habrá nivelación y refuerzo de muros.

"No sabemos por qué se tomaron estas decisiones, no nos han dicho si hubo nuevos estudios o no"
Silvia Reyes Martínez
Vecina de La Concordia, unidad sin rehabilitar

Actualmente, la promesa de la comisión es que en 18 meses a partir del 20 de septiembre próximo terminen los trabajos de rehabilitación de los seis edificios del bloque N con el nuevo proyecto, pero los vecinos piden que se aclare el cambio y se hagan más estudios.

"Queremos que se hagan los estudios y que nos digan por qué se dio el cambio de proyecto, pero no nos han querido decir nada", comenta Reyes Martínez.


TRANSPARENCIA, EL GRAN PENDIENTE DEL SISMO DE 2017
La transparencia ?en el proceso de reconstrucción que ayude a tomar decisiones y verificar cómo es el ejercicio de los recursos? es uno de los principales pendientes en el tema tras el sismo del 2017.

Así lo dice Naxhelli Ruiz, investigadora del Departamento de Geografía Social del Instituto de Geografía y coordinadora del Seminario de Riesgos Socioambientales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Considera que del 2017 a la fecha hay avances importantes en la transparencia de la reconstrucción, por ejemplo, las estadísticas están mejor construidas y muestran cuántos edificios están en proceso administrativo o de obras, así como los montos que se les destinaron.

Sin embargo, los proyectos ejecutivos o cómo se ejercen los recursos públicos aún son inaccesibles.

"Esas cosas no están en ningún lado, en ese sentido tenemos una agenda importante pendiente", relata.

Otra deuda es generar mecanismos de revisión del estado actual de los edificios de la ciudad para que, en caso de otro sismo o una situación de riesgo, se conozca cuál es el nivel de peligro al que están expuestos sus habitantes.

Lo anterior, detalla, ayuda a disminuir el peligro para la población al conocer el estado del inmueble en el que viven ante un evento natural de intensidad alta como un sismo.

Por David Martínez | Reporte Índigo

Comentarios