El gas y la tortilla disparan la inflación a 5.75% en la primera mitad de julio

El alza de precios de la primera quincena de julio es mayor a la esperada por los analistas y genera presión para que Banxico eleve nuevamente su tasa de interés


El bolsillo y los planes de compras futuras de los mexicanos continúan presionados por el alza de precios, ya que la inflación de la primera quincena de julio se ubicó 5.75% a tasa anual, un nivel nuevamente por encima del objetivo del Banco de México (Banxico) y por el esperado de los analistas, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Se trata de la inflación quincenal más alta para un periodo similar desde el 2012. El repunte eleva las presiones para que Banxico encarezca el precio del dinero en su próxima reunión del 12 de agosto. En la primera mitad de junio, la inflación fue de 5.74%.

Los productos que tuvieron un mayor aumento fueron el gas doméstico, la tortilla de maíz, la cebolla y la carne de res, detalló el Inegi.

Cabe recordar que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo recientemente que contemplaba permitir la importación de maíz para que bajara el precio de la tortilla , cuyo kilogramo alcanza hasta los 20 pesos en algunas zonas del país.

El político tabasqueño también anunció la creación de Gas Bienestar para ofrecer el precio del energético a precios más bajos de los actuales, sin embargo, el país importa casi el 70% del gas LP que consume.

La inflación no solo impacta el consumo habitual de bienes y servicios, pues las personas que tienen una cuenta de ahorro para el retiro, invierten o planean hacer una compra a crédito en las siguientes semanas también resienten este fenómeno.

Además, existen riesgos de que México importe inflación de su principal socio comercial, ya que Estados Unidos registra su aumento de precios más alto desde 2018.

México se puede ver afectado por el aumento de precios en Estados Unidos, ya que los productos de importación como insumos, productos terminados y combustibles tienden a encarecerse, señaló recientemente Pablo López Sarabia, profesor e investigador del Tecnológico de Monterrey.

En los primeros 15 días de julio, el índice general de precios registró un aumento del 0.37%, mientras que la inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina artículos de alta volatilidad, fue de un 0.31%.

A tasa anual, la inflación subyacente se ubicó en un 4.64%.

Gabriela Siller, directora de análisis económico financiero de Banco Base, comentó en un reporte que hacia adelante se espera que continúen las presiones inflacionarias debido a 5 factores principales: 1) la reactivación económica, 2) los cuellos de botella en centros de logística, 3) la escasez relativa de productos a nivel internacional, 4) alza en precios de transportación marítima y 5) alza en los precios internacionales de commodities.

"La nueva ola de contagios también amenaza con crear nuevas presiones en la formación de precios a nivel global, pues algunos centros de transportación han tenido que limitar su operación ante brotes del virus", dijo.

Con información de Expansión

Comentarios