6 Congresos locales le dan el 'visto bueno' a la reforma educativa de AMLO

17 legislaturas locales tendrán que aprobar la reforma educativa para que pueda declararse su constitucionalidad.


Seis Congresos locales han aprobado hasta este lunes las disposiciones en materia de reforma educativa.

El primero de ellos fue el Congreso de Morelos, quien avaló el dictamen el jueves con 15 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones.

Más tarde ese día, el Congreso de Tabasco aprobó por unanimidad la minuta impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El documento avalado por los diputados tabasqueños señala que el Estado debe priorizar el interés superior de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes en el acceso, permanencia y participación en los servicios educativos.

El siguiente en sumarse a la lista fue Chiapas. La legislatura local aprobó el proyecto también por unanimidad. El domingo, los legisladores de Oaxaca, Colima y Zacatecas aprobaron la minuta.

Tras contar con el aval del poder legislativo federal, para ser aprobada necesita el visto bueno de 17 entidades.

El pasado 9 de mayo, el Senado de la República aprobó en lo general y en lo particular el proyecto de decreto que reforma los artículos 3, 31 y 73 constitucionales en materia educativa.

Con esto, se envió el proyecto a los Congresos locales, donde deberá ser aprobado por 17 de estos para que pueda declararse su constitucionalidad.

La reforma aprobada por el Congreso de la Unión reconoce a los docentes como agentes primordiales para transformar la educación, así como a niñas, niños y adolescentes. La reforma plantea que es obligación del Estado garantizar educación gratuita en todos los niveles escolares, incluyendo educación inicial y superior. 

Además, establece que los planes de estudio tendrán perspectiva de género y promoverán el respeto por la naturaleza. También busca fortalecer la formación y actualización del Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación, un organismo público descentralizado, con autonomía técnica y operativa.


El Financiero


Comentarios

Comentar nota