Ven optimista pronóstico de Hacienda para PIB 2021

Expertos consultados por El Financiero coincidieron en que un crecimiento de 5.3%, como estima la dependencia, es optimista frente a la vacunación y las nuevas cepas de COVID-19


La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) mejoró de 4.6 a 5.3 por ciento su pronóstico de crecimiento para la economía en 2021, sin embargo, expertos consultados por El Financiero coincidieron en que alcanzar esa cifra resulta optimista frente a la evolución del plan de vacunación y la propagación de las nuevas cepas de Covid-19.

Hacienda envió al Congreso los Precriterios Generales de Política Económica 2022, un documento en el que actualizó el rango de crecimiento del PIB de 3.6 a 5.6 por ciento a uno de 4.3 y 6.3 por ciento.

Si bien el crecimiento puntual de 5.3 por ciento previsto por Hacienda se ubica dentro del rango de Banco de México, de 2.8 a 6.7 por ciento, está por encima del escenario central del banco, que es de 4.8 por ciento, y rebasa las proyecciones del consenso de analistas consultados por Citibanamex (4.5 por ciento), del Fondo Monetario Internacional (4.3) y del Banco Mundial (4.5).

Además, los economistas calificaron como poco probable el escenario que planteó el presidente Andrés Manuel López Obrador en su mensaje con motivo de los primeros 100 días del Tercer Año de Gobierno, en donde sostuvo que "a mediados de este año nuestra economía habrá recuperado los niveles previos a la pandemia", sobre todo porque Hacienda estima esa situación hasta inicios de 2022.


Señalaron que crecer al 5.3 por ciento sería factible si y solo si México resulta beneficiado del paquete de estímulos fiscales de Estados Unidos y si logra que la economía esté abierta en un buen nivel durante el verano y que ese efecto dure el resto del año.

Héctor Villarreal, director general de Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), afirmó que "vemos muy incierto el PIB en 5.3 por ciento este año, dependerá de si se alinean vacunación, que las nuevas cepas no nos peguen tan duro y que entremos al verano con bajas tasas de contagio y de mortalidad".

Luis Foncerrada, economista en Jefe de AmCham México, apuntó que simplemente por rebote la economía crecerá 3.5 por ciento este 2021 y, de acuerdo con su expectativa, el PIB cerraría en un nivel de 4.3 por ciento que es factible, "subir a 5.3 por ciento me parece optimista y el 3.6 por ciento que ven para 2022 me parece imposible, yo creo que ellos están pensando que el "brutal" incremento del gasto público de Estados Unidos nos va a ayudar".

Adrián de la Garza, economista en jefe de Citibanamex, afirmó que "las expectativas de Hacienda son más optimistas que el consenso de la Encuesta de Citibanamex (4.5%), si bien son factibles, la posibilidad de observar una tercera ola de contagios y variantes más contagiosas pondrá presión a la baja al crecimiento también en el segundo trimestre".

Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina en Credit Suisse, indicó que "nuestro pronóstico es más conservador, estimamos el crecimiento en un 4.7 por ciento porque creemos que los retos para llegar a la normalidad son muy retadores por la disponibilidad de vacunas y la capacidad de su aplicación".


Escenario 2022

Hacienda también revisó al alza su proyección de crecimiento para 2022, al pasar de un crecimiento puntual de 2.6 por ciento, a uno de 3.6 por ciento. "A inicios de 2022 la economía recobrará totalmente su nivel previo a la pandemia, apuntalada por el restablecimiento del dinamismo del mercado interno que traerán la vacunación y la reapertura de actividades", indicó.

Carlos Hernández, analista sénior de Masari Casa de Bolsa, subrayó que "lo importante hacia adelante será generar una recuperación económica superior al efecto particular que ya trae el arrastre económico externo, explicado por un entorno que propicie mayor volumen de inversión interna".

Jacobo Rodríguez, director de análisis financiero de BW Capital, mencionó que los Precriterios reflejan que el gobierno sigue prefiriendo mantener las finanzas públicas sanas en lugar de impulsar la actividad económica y muestra que el margen de maniobra es acotado y da poco espacio para posibles choques no contemplados.

Por Zenyazen Flores y Guillermo Castañares / El Financiero

Comentarios