Sector gasolinero denuncia corrupción por normas oficiales de la reforma energética

El líder de los empresarios de gasolineras acusó que hay corrupción detrás de 2 NOM que los obligan a comprar dispensarios del extranjero


El sector gasolinero denunció un caso de corrupción por Normas Oficiales Mexicanas (NOM) derivadas de la reforma energética para obligarlos a cambiar dispensarios de despacho de combustible con proveedores extranjeros.

"La creación de las Normas Oficiales Mexicanas NOM-185-SCFI-2017 Y NOM-005-SCFI-2017 son consecuencia y fruto de una reforma energética que ahora sabemos es el más claro ejemplo e icono de la corrupción que existió en el sexenio anterior", expresó Pablo González Córdova, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), en un carta dirigido al gobierno mexicano, vista por Forbes México.

El representante empresarial mencionó que las normas fueron creadas para asfixiar a los empresarios gasolineros nacionales y orillar a entregar sus negocios a las petroleras extranjeras.

""Curiosamente", las normas oficiales referidas son publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF) dos y tres meses antes de finalizar el gobierno anterior (del priista Enrique Peña Nieto)", señaló.

González comentó que la importación de los dispensarios tiene un agravante por la emergencia sanitaria de Covid-19 en el bloque norteamericano ante los cierres fronterizo con Estados Unidos y Canadá.

El presidente de Amegas dijo que esta situación no es la primera vez que ocurre, pues durante el gobierno del panista Vicente Fox se creó la Norma 005 que obligaba a reemplazar dispensarios.

"En la Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor) puso a Carlos Arce y Roberto Karan para clausurar las gasolineras que no instalaran bombas nuevas, empezaron con 256 clausuras en el Distrito Federal", recordó.

Según González, 80% de los dispensarios vienen del extranjero, y México carce de técnicos especializados para garantizar los cambios a los instrumentos de medición para despacho de combustible en las 12,500 gasolineras, pues en la mayoría de los casos se obligaría a reemplazar todos los dispensarios en las estaciones.


Amegas estimó que el monto detrás de la corrupción por las normas asciende a 20,392 millones de pesos, en una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, a las secretarias de Energía y de Economía Rocío Nahle y Graciela Márquez, respectivamente, además del director general de Normas, Alfonso Guati.

"Los fabricantes y distribuidores de dispensarios utilizaron la creación de la Norma, para que ahora anden como lobos depredadores de gasolinera en gasolinera, ofertando sus nuevos dispensarios o reemplazo de motores y tarjetas, asustando de multas millonarias y clausuras de gasolineras, utilizando como argumento de coacción, las visitas de verificación de la autoridad, la Profeco", advirtió.

Para paliar los efectos de estas normas sobre el sector, Amegas solicitó una prórroga de un año a partir del 8 de octubre de este año.

¿De qué se tratan las normas?
La primer norma, la NOM-185-SCFI-2017, aborda los "programas informáticos y sistemas electrónicos" que controlan los sistemas de medición par el despacho de combustibles, y fue publicada el 6 de septiembre de 2018.

La segunda, la NOM-005-SCFI-2017, reglamenta los instrumentos de medición y despacho de combsutibles y sus métodos de prueba y verificación, publicada el 10 de octubre de 2018.

Por Arturo Solís / Forbes

Comentarios

Comentar nota