El 'Robin Hood' del Papa que violó la ley para ayudar a indigentes

El cardenal Konrad Krajewski, limosnero del papa Francisco, rompe el cordón policial de un edificio ocupado por indigentes para restablecer el servicio de electricidad que había sido cortado por las autoridades


ROMA.

Un colaborador cercano del papa Francisco provocó la ira del ministro de Interior de Italia, Matteo Salvini, un político antiinmigración, al bajar por una alcantarilla para restablecer los problemas de electricidad de cientos de personas sin hogar que viven en un edificio ocupado en Roma.

El cardenal Konrad Krajewski, de 55 años, rompió el sábado por la noche el cordón policial de un edificio estatal en desuso para acceder al lugar y reactivar los interruptores.

A ojos de algunos, el religioso se erigió como una suerte de héroe cuando la noticia se viralizó el lunes por la mañana.

El periódico italiano de izquierda La Repubblica publicó un titular en el que lo llamaba 'El Robin Hood del Papa' y lo alababa por hacer lo correcto dadas las circunstancias.

¿Qué puedo decir? Era una situación particularmente desesperada. Repito: asumo toda la responsabilidad. Si llega una multa, la pagaré", dijo Krajewski en una entrevista publicada el lunes en el periódico Corriere della Sera.

El edificio está ocupado desde 2013 por migrantes e italianos que han perdido sus hogares.


Comentarios

Comentar nota