Desafíos de atención a niños, niñas y adolescentes en Sonora: COLSON


Deserción escolar, atención a la primera infancia, violencia intrafamiliar y el consumo de sustancias en población juvenil son algunos de los principales a los que se enfrentará quien asuma el cargo de la gubernatura del estado en el tema de niños, niñas y adolescentes, advirtió Nohora Constanza Niño Vega.  

?Los riesgos que se corren con la deserción escolar en un estado donde hay una violencia particularmente de tipo criminal en un estado fronterizo quieren decir que estamos dejando ampliamente un número de población por fuera que puede estar en riesgo de ser reclutada?, mencionó.  

La profesora-investigadora en El Colegio de Sonora describió que en 2019 el 45 por ciento de las niñas y niños entre 3 a 5 años no acude a la escuela y pierden un espacio de socialización que les contenga y promueva su desarrollo integral lo que los hace vulnerables, situación que se agravó durante la pandemia.  

Agregó que esto promueve que la pobreza cultural se arraigue y golpee a la población más joven y se convierte en negligencia la falta de atención a este grupo que debería contar con estrategias que vayan dirigidas para su beneficio integral que tengan un impacto positivo y mayor a largo plazo. 

?Nos debería comprometer mucho más a la atención de esta población, habría que posibilitar que la primera infancia del estado pueda tener las mejores condiciones para un desarrollo integral porque eso va a tener un impacto y es necesario pensar en estrategias, programas que vayan dirigidas a estos grupos de población?, expuso.  

Por otra parte, comentó que en nivel secundaria el 7.47 por ciento de los adolescentes no va a la escuela y en nivel preparatoria aumenta considerablemente al 22.7 por ciento de los jóvenes de 15 a 17 años, situación que ha sido un rezago histórico de la atención a la población juvenil y al acceso universal a la educación.  

?Hay desafío bien importante que tiene la persona que asuma la gobernación de realizar todo un trabajo con empeño para resolver la situación educativa que puede volverse un elemento preventivo de otras situaciones problemáticas de violencia en esta población?, explicó.  

Niño Vega añadió que la escuela es un espacio en donde los menores pueden expresar sus dificultades y cuando este espacio se retira, se crían en un espacio de indefensión porque la mayoría de estas situaciones de violencia se dan en el lugar en donde viven y no encuentran un soporte social que les acompañe para responder a estas situaciones. 

Finalmente señaló que otro de los temas a tratar es el consumo de sustancias, el cual se ha elevado y se convierte en un hecho problemático que requiere de atención, que no debe abordarse desde la moral sino desde una política de atención a un problema porque hay diversas formas de violencia alrededor del consumo. 


Comentarios